Textos




2018 Bentivegna, Diego (Op. Cit.)
2017 Vignoli, Beatriz (Página12/Rosario)
2016 Silvestri, Carlos
2015 Vignoli, Beatriz (Página12/Rosario)
2015 Milano Questa, Naranja (Mansilla)
2015 Iglesias, Claudio (Baltasara)
2015 Gainza, María (La Maison Rouge)
2014 Shulman, Liv (Diario El Flasherito)
2014 Schevach, Gabriela (Rev)
2013 Cippolini, Rafael (Revista Ñ)
2012 Zuluaga, Natalia (CIFO)
2012 Vignoli, Beatriz (Página12/Rosario)
2012 Katzenstein, Inés (Pul)
2012 Fuentes Guaza, Luisa (CIFO)
2011 Vignoli, Beatriz (Página12/Rosario)
2011 Fernández Irusta, Diana (La Nación/Revista)
2010 Fuentes Guaza, Luisa (Index Box)
2009 Rubio, Marisa (Página12/Radar FAN)
2009 Iglesias, Claudio (CCEBA Texto curatorial)
2009 Iglesias, Claudio (CCEBA Catálogo)
2009 García Navarro, Santiago (Revista Exit)
2008 Villa, Javier (La Nacion/ADN Cultura)
2008 San Martín, Raquel (La Nación/Cultura)
2008 Lebenglik, Fabián (Página12)
2008 Iglesias, Claudio (La Nación/Cultura)
Catálogo de la muestra “My Buenos Aires” 
La Maison Rouge, París. Curadoras: Paula Aisemberg, Albertine de Galbert

María Gainza 
Catálogo de la muestra “My Buenos Aires”, junio de 2015

(Versión PDF)


[…]

En la mañana del 29 de noviembre de 2007, 150 vecinos de Quehué, un pueblo perdido en La Pampa, recibieron una carta inesperada. Algunas eran poemas, otras amenazas, o suscripciones a un club de fans. El remitente llevaba siempre el mismo nombre desconocido: Marisa Rubio. Era un experimento epistolar que fundía ficción y realidad pero los habitantes de Quehué no lo entendieron así, y al llegar al pueblo Rubio fue detenida. “No buscaba que nadie se sintiera mal, lo que quería era crear un sismo en el lugar”.

En el video "Casa" el sismo se produce en el espectador como el castañeteo de las tazas antes de un temblor. Una cámara recorre de noche casas anónimas; filma desde la calle a familias que comen, se cambian, miran televisión. Detrás de los visillos, los exangües semblantes de las personas, se idealizan. Es la mirada de un stalker. Hannibal Lecter le enseña a Clarice a pensar como tal: " ¿Y él qué hace, Clarice? ¿Qué es lo primero que hace, lo principal, aquello a lo que sirve cuando mata? Lo que hace es codiciar. ¿Y cómo empezamos a codiciar? Empezamos anhelando aquello que vemos todos los días."

El deseo del existir en el otro termina por materializarse en Teoría del Quehacer Actoral Cotidiano para Intérpretes, una obra en donde Rubio explora los alcances de la actuación sin libreto ni método. Una profesora de mandalas y una chica que sueña con ser cantante pop son dos de sus personajes más logrados. De ellos depende económicamente Rubio, dado que la artista ha sido literalmente comida por sus personajes. Es un proceso radical de autoconocimiento que recuerda cuando Andrei Biely y Alexandr Blok quisieron sellar su amistad e intercambiaron sus camisas. Esa versión rusa del cambio de piel subyace en la obra de Rubio.